More
    HomeNon classéOrane Ceris: el ala en el corazón

    Orane Ceris: el ala en el corazón

    Deportista primero, luego instructora deportiva, Orane Ceris poco a poco se fue introduciendo en el mundo de los deportes de tabla, en particular del wingfoil. Conoce a la joven francesa.

    ¿Puedes presentarte en pocas palabras?

    Mi nombre es Orane, tengo 28 años y vengo del sur de Francia. Habitualmente hago deporte, lo hago desde hace 20 años, con 15 horas de entrenamiento a la semana. No tuve tiempo para nada más. Luego me dediqué a la docencia y me convertí en profesor de gimnasia.

    ¿Cómo llegaron las aletas a tu vida?

    Sentado frente a la mar, Vi las alas frente a mi casa y soñé. Yo quería, pero no tenía tiempo en ese momento. Luego me fui a Nueva Caledonia para un trabajo de enseñanza, donde tuve más oportunidades que en Francia. Todos mis amigos estaban navegando o haciendo surf y me dieron ganas de ir. Mi amigo el windsurf Thomas Goyard, medallista de plata olímpico el año pasado, me dijo: “Deberías probar el ala, en gimnasia ya bateas”! Así llegué. Es una revelación. Me encantó e hice más que eso en todo el día.

    Te destacaste al encontrar nuevos trucos, incluido el backflip, ¿pudiste dominarlo?

    Simplemente no pude manejarlo. Empecé en Brasil donde me dije: “Está bien, vengo del deporte y es un plus para mí, tengo todos los signos en el espacio, la cabeza en alto no da miedo, sí, así que me tengo que ir. Entonces probé Primera tiempo allí, todos mis familiares estaban como tontos diciendo que casi había llegado. Lamentablemente, a pesar del entrenamiento que no hice hasta hoy nos vemos. Llegará, no me arrepentiré.

    ¿Cómo llegaste a competir?

    El año pasado, mis amigos y corredores de Nueva Caledonia me animaron a ir a Europa a competir. No pensé ni por un segundo que tenía la situación correcta. Eventualmente pasó la crisis del COVID-19, luego ella se salvó y eso fue lo que me pasó a mí. Pensé que era hora. Así que me fui y llegué al lago de Garda en Italia donde hice mi primera competición de alas. ¡Fue muy bien, terminé segundo! Después de eso, firmé con los patrocinadores: Starboard y FreeWing y partí para el viaje. Recientemente me volví a inscribir hasta diciembre para hacer todos los episodios de GWA (La vuelta al mundo en ala, el libro del director).

    À Lire  "Efoil: cómo practicar con niños de forma segura"

    ¿Has viajado muchas veces para encontrar lugares y vientos?

    Solía ​​seguir los pasos de GWA. Así que llegué en septiembre para hacer el Lago de Garda en FreeWing Wingfoil y seguí por Marruecos, Brasil y España. Aproveché la oportunidad de quedarme antes de la competencia para entrenar y encontrar nuevos lugares. Solo conocía Nueva Caledonia, así que sería bueno ver algo más. Mi mejor recuerdo es Brasil, el lugar es muy bonito, la gente es muy agradable… Es una locura.

    ¿Qué opinas de la evolución de la disciplina?

    para mi, el ala realmente va a crecer: hay un compromiso loco con el juego.Ha sido una disciplina durante dos años. Cuando miramos el competencia y sobre todo la cantidad de atletas en el agua, es una locura. Viene gente de todos los ámbitos, hay kiters, windsurfers, gente que sale como yo y decide meterse. Hay bastantes personas en el agua con aletas y eso es solo el comienzo.

    ¿Qué opinas del lugar de la mujer en el deporte?

    Sé que hay mucho debate sobre esto. Personalmente, creo que nuestros representantes son buenos y muy buenos. Tiene muchas redes, muchas páginas de Instagram específicas para chicas por ejemplo. Como novedad este año, GWA tiene un premio por la igualdad de género. Esto es con lo que todos han estado luchando durante un año.

    De hecho cuando la vi el año pasado en un evento donde solo había cinco chicas para más de veinte chicos, me di cuenta de que es normal que no haya una recompensa monetaria igual. Principalmente porque no necesitaba clasificarse hasta el final. Durante la primera edición de este año, éramos diez. Hay muchas chicas y mucha calidad. Para mí, cuantas más mujeres participan, más me doy cuenta de que es normal tener el mismo estigma financiero. Por lo demás, estamos bien representados en el escenario, no siento ninguna diferencia entre hombres y mujeres.

    Con GWA, hay 9 eventos repartidos a lo largo del año. El objetivo es obtener los mejores resultados y luego clasificarlos en general. Ya empezamos la clasificación global Para todo el año. La primera etapa fue en Leucate, en junio será en Silvaplana en Suiza.

    ¡Quiero animar a las chicas a que empiecen! Muchos tienen miedo y piensan que no conseguirán el trabajo, pero no lo consiguen. Todavía estamos en el comienzo de la disciplina, hay oportunidades para todos y, sinceramente, hay un gran ambiente. Es una gran experiencia para vivir.

    Must Read